Consejos prácticos, Vivir en Francia

6 tips para aprender francés

Según la Organización Mundial de la Francofonía, 274 millones de personas en el mundo hablan francés y en el 2050 una de cada 13 personas hablará este idioma, es decir, 700 millones de individuos. Es la lengua oficial de organizaciones internacionales como la ONU, la UNESCO o la Cruz Roja Internacional y muchas empresas de países como Canadá, Suiza o Bélgica se interesan en perfiles de gente calificada y trilingüe. Razones -pragmáticas o no- para estudiar ese idioma hay muchas.

Aprendí francés porque desde siempre amé su sonoridad tanto como la cultura francesa así que el proceso de aprendizaje fue para mí relativamente fácil. A los 17 años memoricé mis primeras palabras en tal idioma ayudada por un cuadernillo vetusto que mi padre me regaló y que él, años atrás, también usó con tal fin. Cuando pude pagarme cursos formales, en vías de mi autoexilio, lo hice en la Alianza Francesa de Guadalajara y estudié 5 niveles; me sentía muy orgullosa y segura de mi manejo del francés… hasta que llegué a Francia.

No es lo mismo estudiar en libros y escuchar conversaciones perfectas y pausadas que integrar esos conocimientos a la vida cotidiana. La velocidad, los acentos regionales y los modismos no se aprenden en la escuela. Muchas veces me sentí como una subnormal a la que le tenían que explicar con grandes gestos las cosas más simples. Pasé mucho tiempo pensando en español y traduciendo al francés lo cual me frenaba al expresarme. Después de incontables golpes a mi orgullo y muchos dolores de cabeza, a los 3 meses de vivir en Estrasburgo empecé a sentirme cómoda con el idioma.

12 años y mucho esfuerzo después, he integrado la lengua a tal grado que hasta sueño en francés y puedo escribir a nivel ‘profesional’, aunque de repente cometa alguna que otra falta gramatical (pues el francés es el idioma más complejo del mundo, lleno de reglas y excepciones y excepciones a las excepciones….)

Cuando conozco gente, invariablemente me hacen el comentario al que ya me acostumbré  “Vous venez d’où ? vous avez un petit accent … ” ( ¿ de dónde viene ? tiene un ligero acento…) Sí, hablo con acento y no creo que algún día se me vaya a quitar pero eso es lo de menos porque siempre me entienden y la gente me dice que tiene su encanto.

¿ Cómo aprender más rápido? Aquí unos consejos prácticos para el aprendizaje del francés ( incluso cualquier otro idioma) que a mí me funcionaron.

1.- Identificar la manera en la que aprendes mejor. Hay gente que es más visual, auditiva o kinestésica, es decir que aprende mejor al leer, escuchar o asociar acciones a las palabras. Por ejemplo, yo necesito “VER” así que la lectura, los subtítulos en las películas o canciones fueron mis herramientas para el aprendizaje.

2.- Como los niños pequeños, comienza por memorizar vocabulario común por temas (partes del cuerpo, muebles en casa, animales, plantas, etc.)

3.- Tratar de entender las bases gramaticales sin traducir del español al francés. Para integrar un idioma lo mejor es “pensar” en él. Comienza por aprenderte los pronombres personales, los sustantivos, los verbos comunes y su conjugación en presente, cómo se construye el plural. Así construirás un “francés de supervivencia”. Poco a poco vendrá el resto…

4.- ¡ Sumérgete en el idioma! Haz pequeños cambios en tu vida cotidiana que te ayudarán a familiarizarte con la lengua como cambiar el idioma de tu correo electrónico, cuenta Facebook, teléfono celular e instalar software en francés así como leer libros para niños, pues ese tipo de obras tienen un vocabulario asequible. Escucha la radio por internet y si tienes acceso a películas en francés, usa los subtítulos para relacionar lo que ves con lo que oyes pues en la lengua de Molière lo escrito no tiene mucho que ver con la fonética. Aprovecha que en la red hay comunidades virtuales en las que puedes conversar con nativos. Sin duda, entablar una conversación, incluso por medio de la escritura es un excelente ejercicio.

5.- Escucha música en francés. Es una herramienta maravillosa y lúdica para aprender vocabulario y familiarizarte con la fonética. Te recomiendo que escuches a Georges Brassens, un cantautor originario de Sète cuyas canciones además de ser hermosas, están llenas de poesía y buen vocabulario.

6.- Quítate la pena. Es normal si al principio te da vergüenza hablar francés: porque no estás seguro, porque suena raro o porque sabes muy poco. Empezarás hablando mal, como hablan los niños de 2 años pero así es el proceso. La gente te pedirá que repitas o te sugerirán frases distintas a las que tú pensabas. Lo importante es practicar pues con ello viene la habilidad.

Y si ya hablas bien pero necesitas un francés más ‘profesional’, el consejo es el mismo : practicar, practicar y practicar sin frustrarse por los errores que cometas que al principio tal vez serán muchos. No te desanimes, necesitarás paciencia e indulgencia contigo mismo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.