Reflexiones, Vivir en Francia

Noticias de mis Días Santos

Amapolas - Coquelicots
Amapolas – Coquelicots

Hace ya 4 meses regresé de México con el propósito de ponerme a dieta y superar mi adicción al café. La dieta la empezaré el lunes. Y lo del café… Estaba por morir en el intento cuando opté por beber un mágico espresso a imagen del proverbio turco “… negro como la noche, fuerte como el pecado, ardiente como el infierno y dulce como el amor…” aunque yo me lo tomo sin azúcar porque me gusta amargo. Fue así como después de algunos días de absurda abstinencia – volví a ser “persona”.

Plena primavera y Sérignan sigue fresco. Bien que florecitas blancas y amarillas brotan de los prados verdes como augurio de un clima mejor y hasta ya emergen hermosas amapolas. Dicen que cuando las amapolas salen es sentencia irrevocable de que el calor se instala.

Sentarme tranquila, sin ruido ni prisa y escribir para el lector anónimo es un placer pero sobre todo un lujo que no había podido darme pues he estado abrumada por la condición suburbana de mi vida tan doméstica : “métro-boulot-dodo” (metro-trabajo-dormir). Tengo un marido también cansado, estresado y medio enfermo, un bebé que se rehúsa a dejar los pañales y mucha energía invertida en varios proyectos de diversa índole pero aún nada concreto.

El camino es arduo y largo, lo importante es que los primeros pasos ya están dados. Emprender algo en Francia -lo que sea- es complicado pues todo está sujeto a miles de reglas burocráticas que ponen a prueba la paciencia y la serenidad de aquel que quiere materializar algo. Además aquí todo es con calma.

Hoy es Viernes Santo que en estas latitudes no se guarda. No tengo ni capirotada, ni tortitas de camarón, ni ceviche… tampoco tengo muchas ganas de preparar nada y por supuesto que fui a trabajar.

Según mi fabuloso Osito Charmín, estos días, junto con el 1ro. de enero, son los días más huevones del año. Son calurosos, todo está seco, hay mucho polvo… En mi casa de Ciudad Guzmán, la adorada Torcasita, alimentaba su tropa con el buen sazón que siempre niega, cosa rara porque ella no es modesta,  tal vez porque está genuinamente convencida de ser mala cocinera.

Eran días largos y aburridos animados sólo por las visitas a los 7 templos, los Viacrucis locales – cuya solemnidad muchas veces se vio empañada por situaciones insólitas como la caída de la peluca del Cristo que acaba de morir crucificado y el discreto soldado romano que se la reacomodaba con la punta de la lanza.

Comprábamos pinole porque a mí y a mis hermanas nos gustaba mucho aunque termináramos ahogándonos por glotonas. Luego asistíamos a largas y soporíferas misas – como la del Sábado de Gloria en la que Osito Charmín y yo éramos tradicionalmente invitados como lectores oficiales de la Palabra de Dios- tediosos compromisos que dieron lugar a muchas otras cómicas anécdotas…

Este periodo culminaba con premio : nuestras vacaciones familiares en el fabuloso Manzanillo – siempre en Pascua porque habían pasado los días de guardar y sobre todo porque había menos gente… Eso era felicidad y nosotros fuimos felices sin darnos cuenta.

Tal vez la felicidad también está aquí y ahora en esta época incierta de mi vida. Tal vez éste periodo gris pasa para que pueda saborear la victoria durante mi próxima época dorada. Soy optimista.

547 palabras después de darme tiempo para hacer algo que me gusta, ayudándome de la nostalgia para darle ánimos a mi corazón apabullado, mi humor ha mejorado tanto que hasta vuelvo a tener fuerzas para continuar mi día.

Y aquí voy de nuevo a sumergirme en el remolino de mi cotidianidad…

5 comentarios en “Noticias de mis Días Santos”

  1. La misa laaaarga de Sábado de Gloria con sus veinte mil lecturas, mojarse, la feria del pueblo, comer churros rellenos, el pescado salado capeado en caldillo de jitomate de mi tía… todas andamos igual. Tus proyectos cuajarán súper bien. Se siente en el aire. Un abrazo!

    Le gusta a 1 persona

    1. Tienes toda la razón Jessica ! y para variar, lo que más me pesa es que esas cosas no sé si podré transmitírselas a mi hija. Claro está, a menos que vayamos a México en estas fechas 😉 saludos !

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .