Consejos prácticos, ESPAñOL, México desde el extranjero

Cocinar… en francés

Es complicado vivir con un cuerpo tan agradecido como el mío pues raudo y veloz presume todo lo que como (y a mí me fascina comer). Cuando vivía en México, cocinar significaba a lo mucho lavar jitomates y pasárselos a mi mamá. Alguna vez llegué a freír quesadillas (porque pensaba que así se hacían) y la BeibiMaiGad me salvó la cena riéndose de mí durante días.

Tacos !
Tacos !

Los sándwich y las Maruchan siempre me salían bien y eso sí, nunca me quedé con hambre porque en casa siempre había comidita hecha además en México sin importar la hora, uno puede abastecerse de vitamina T (tortas, tacos, tostadas…)

3 meses después de mi llegada a Estrasburgo me informaron que el hostal donde trabajaba, como cada año, cerraría sus puertas al público durante un mes, con todo y restaurante – en donde yo comíad diario pues las comidas eran parte de mi remuneración. Sentí como un baldazo de agua fría aún con la promesa del reembolso de gastos de supermercado y el permiso de usar la cocina del restaurante : sin saber cocinar, con mamá lejos, sin taquerías ni mucho menos tortillerías, poco dinero y apenas empezando a hablar francés… Optimista, sólo veía la oportunidad de perder los kilos que había subido desde mi llegada.

Era invierno y en Estrasburgo estaban instalados los tradicionales “marchés de Nöel” (mercados de Navidad) en donde me compré una caja enorme de bombones cubiertos con chocolate que me llegó a servir de cena pues además la cocina quedaba al otro extremo de mi recámara y no me gustaba caminar sola como alma en pena en los pasillos de aquellos edificios vacíos que crujían sobre todo en las noches ventosas. Durante ése mes el fabuloso hostal “René Cassin” que se ubicaba en el barrio Montagne Verte, nos albergó sólo al colega alemán (con el que cordialmente cruzaba el buenos días y las buenas noches) y a una servidora.

El fontanero del hostal, un negrito simpatiquísimo y bonachón, se resistía a creer que a mis veintitantos años hasta el agua se me quemaba y nunca olvidaré que fue él quien me enseñó a cocer pasta y freír un steak haché… Me quedan esos y otros lindos recuerdos : el “René Cassin” fue demolido en 2013.

Guacamole
Guacamole

El amor movió montañas y fue para impresionar al Rey que empecé a cocinar. Gracias a la receta internacional de Meli empecé con un guacamole y fajitas de pollo. Al Rey le fascinó y nunca más volvió a comer Old El Paso.

Quise sorprenderlo aún más y me di a la tarea de cocinar en “francés” (pues había agotado mi limitado repertorio mexicano y aún no sabía cómo encontrar ingredientes de mi país). Mi suegra me prestó un libro de recetas y pasé la tarde entera a traducir y preparar con mucho amor un steak aux echalotes et à la moutarde (carne de res con chalotes y mostaza) que me quedó como hule. Además el Rey había olvidado decirme que las dos cosas que detesta en la vida son los chalotes Y la mostaza… Me dio sentimiento, lloré y él comió por cortesía ( y sobre todo por amor). Todavía reímos al recordar aquella noche.

Ante la necesidad fui perdiéndole el miedo a la cocina y aunque la creatividad culinaria no es mi fuerte ya vi que soy capaz de preparar sabrosos platillos. Suertuda que soy, tengo un marido que cocina ( más y mejor que yo). La comida francesa me encanta.

Lo mexicano me sabe mejor en México pero también aquí cuando me llega la nostalgia, me hago mis tacos, sopes, enchiladas, ceviche… Meli, mi hermanita la chef, de visita en mi hogar, llegó a tomarme fotos torteando para que quedara evidencia de que sí, sí tengo potencial gastronómico.

En el mercado de Sérignan lo único “mexicano” que consigo son aguacates, chiles verdes ( que vienen de Marruecos) y cilantro. Lo demás lo encuentro en Internet y mi arsenal básico cuenta con salsa Valentina, chiles jalapeños, Maseca, tajín, pelones pelo ricos… Hace unos meses descubrí que en el supermercado Auchan venden productos “La Costeña” así que llené mi alacena de moles doña María, frijoles bayos, salsa taquera y salsa verde… Obviamente tratándose de productos importados los precios se disparan pero ” yo lo valgo“.

Sobre todo para los que como yo, viven lejos de París, he aquí una pequeña lista con las tiendas virtuales mexicanas que conozco. No dude usted en comentar para enriquecerla.

http://www.casamex.fr/

http://www.mitiendita.fr/

http://www.delimexico.com/

11 comentarios en “Cocinar… en francés”

  1. Gracias por la info. Mis platillos mexicanos son más “de diario” jaja. Hago tortitas de papa y tortitas de ejote en caldillo de jitomate, preparo huevos a la mexicana y frijoles refritos, sincronizadas y cuando hago sandwiches, mejor los hago estilo tortas calientes de allá. Algo es algo.

    Me gusta

    1. Así es Carla algo es algo 🙂 pues no creas que diario como eso sólo cuando tengo tiempo me consiento 🙂 sino de repente y de ràpido me hago mis quesadillas con Cantal Jeune.

      Le gusta a 2 personas

  2. Me reí muchísimo por que recordé tu salsa valentina y tu tajín que te llevé en el 2008…. 6 años después, regreso a Francia y Sorpresa!!! Jajajajaja

    Me gusta

    1. jijijiji tal vez tu amiga tiene razón 😉 yo trato y trato pero mis resultados la mayoría de las veces son algo mediocres… echando a perder se aprende… dicen ! 😉

      Me gusta

  3. ale, hola soy izumi la amiga de carmén, estaba buscando algo en internet acerca de francia, empiezo a leer y me di cuenta que eres tú!!! muy buenos consejos y que bien que tengas tu blog un brazo a tu hermosa familia!

    Le gusta a 1 persona

    1. Sabes no dejo de reír porque no te ubicaba… Pues cómo pues sk para mí no eres Izumi sino CHIVIS por ahí hubiéramos empezado !!!! Jajajaja Saludos

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .