ESPAñOL, Vivir en Francia

La maqueta

No sé desde cuando quise vivir en Francia.

Lo que sí sé es que era uno de mis más grandes deseos y que además de proyectar mentalmente trabajé arduamente durante algunos años para conseguirlo, por supuesto con la ayuda de mis amados padres y “del cielo”. De acuerdo, no soy una religiosa ferviente pero bueno, ése es motivo de otra reflexión.

Nací en el seno de un hogar amoroso en el que las manifestaciones culturales tienen un lugar importante. Mi padre – mi héroe- es un hombre maravilloso fascinado por Francia, París, el arte gótico, la historia de los cátaros… y la generosidad con la que comparte lo que sabe inspiró muchos de mis sueños.

A mediados de la década de los noventa – una época en la que el término “globalización” no era un concepto tan obvio como lo es hoy, en la que el comercio electrónico en México estaba en pañales y uno se conectaba a internet a través de un módem ruidoso privando al hogar del uso de la línea telefónica- mi papá, vanguardista como es, efectuó una exótica compra desde nuestra modesta casa en Ciudad Guzmán, vía el sitio de las ediciones “L’instant durable”, con sede en la lejana ciudad de Clermont-Ferrand, en el centro de Francia. Semanas después recibió por correo, listos para armar, sus modelos a escala en papel de distintas obras arquitectónicas francesas. Después se improvisó como distribuidor oficial de esos productos en nuestra ciudad, sin mucho éxito pues la verdad, el sentido para los negocios no son una cualidad que caracteriza a nuestra familia. Sin embargo, con admirable paciencia, él armó las catedrales de Notre Dame de Paris, Reims, Chartres… y a mí, la primogénita con la que aún comparte una peculiar francofilia, me regaló la maqueta de la ciudad fortificada de Carcasona que me hizo soñar con caballeros medievales y… que rápidamente dejé inconclusa.

Años después, la vida, singular como es, ubicó mi residencia a unos 60 kilómetros de la verdadera “Cité de Carcassonne”, la mayor fortaleza de Europa restaurada por el arquitecto Eugène Viollet-le-Duc a mediados del siglo XIX y declarada como Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1997.

He tenido la fortuna de recorrerla varias veces y por supuesto, de mostrarla a otros forasteros -familia y amigos- pues es uno de los atractivos turísticos ineludibles de esta región y de toda Francia.

De los numerosos panoramas de esta maravillosa ciudadela o “Cité”, como se le conoce en francés, el que más me gusta es el más fugaz, ese que se aprecia durante algunos segundos cuando uno va en automóvil por la autopista.

Ahí, del lado derecho, ella se deja contemplar, majestuosa e inmutable como desde hace siglos, con sus singulares y brillantes tejados de pizarra. Es la vista panorámica que más me fascina sin duda porque es la misma que estaba impresa en la portada de aquel catálogo que contenía las piezas para armar de un modelo a escala de la Cité que papá puso en mis manos de adolescente idealista.

Afortunadamente y a diferencia de mi maqueta, la versión original de ese maravilloso conjunto arquitectural del medioevo, se conserva entera.

"La cité" magnífica !
“La cité” magnífica !

2 comentarios en “La maqueta”

  1. Que bonito escribes y sobretodo como transmites tus vivencias desde Francia, gracias por compartirlo, yo llevaba semanas buscando un sitio donde me pudieran decir desde los ojos de una mexicana como es la vida por allá, hoy por fin descubrí tu blog y desde este momento soy tu seguidora. Saludos.

    Le gusta a 1 persona

    1. Muchas gracias Alma Rosa por leer y comentar 🙂 me da gusto que pueda darte una idea de cómo es la vida acá y ojalá te sea útil ! Saludos !

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .