ESPAñOL, Vivir en Francia

Sérignan

Mucha gente me pregunta : oye y cómo es la vida allá donde vives ?

Pues… como en todos lados.

Tal vez, con el paso del tiempo hay cosas que relataré en alguna otra ocasión, en las que ya no reparo aunque al principio me resultaron extrañas, como el ritual de la comida y la bebida, el saludo de beso entre dos hombres, la separación de invitados a una boda : los que van al “aperitivo” y los que se quedan a la cena o aún peor : una fiesta infantil de cumpleaños sin brincolín, sin bolos y prácticamente sin niños…

Sérignan para mí es un lindo pueblo que aquí es considerado como una pequeña ciudad. Está a 762 km de París y a 287 km de Barcelona. Habemos alrededor de 7 mil habitantes durante todo el año ( lo que equivale en términos de población a la mitad de un Gómez Farías, Jalisco) pero en verano podemos cohabitar casi 25 mil personas ( un Gómez y medio).

Tenemos todos los servicios como guardería, kinder y hasta una prepa, supermercados, un buen número de asociaciones y una agenda cultural y deportiva amplia, una linda biblioteca municipal, “La Cigalière” que es una sala de conciertos, digna de París así como un majestuoso Museo Regional de Arte Contemporáneo.

Sí, hay todo porque pagamos impuestos y son relativamente bien utilizados (… eso sí, cuando uno firma el cheque de los impuestos municipales suelta un naturalmente afligido “OH LA LA!!!”)

El territorio de la comunidad se divide en 4 : el casco viejo, la playa, el puerto y los viñedos. Mi favorito es el primero porque para mí es el más pintoresco pues “huele” a tradición meridional.

En términos de vida cotidiana, como ya lo dije al principio, es igual que en todos lados porque si bien los pobladores son franceses son humanos y los derivados de ésta condición son efectivamente : universales. La vida familiar es importante, la relación entre vecinos se procura cordial aunque “mejor cada quién en su casa”, también hay chismes, dimes y diretes, familias conocidas, notables, marginales… como en todos lados.

Estamos muy lejos de París y su moda y su glamour… Aquí todo es simple y tranquilo y la playa está a 5 minutos en automóvil. La verdad a mí no me gusta mucho pero es una opinión muy subjetiva ( claro, después de haber conocido Tecuala, Nayarit cualquier playa se vuelve playucha) por lo que numerosos turistas connacionales, holandeses, alemanes y belgas literalmente invaden la región durante julio y agosto.

Sólo me he bañado una vez en el mar Mediterráneo bajo un sol que prodigaba casi los 40°C pero los 18-20°C del agua me resultaron muy desagradables. El “Rey” y yo evitamos la playa en verano porque hay demasiados turistas y buscar estacionamiento y estar como sardinas, toalla contra toalla, ya no es algo que nos llame mucho la atención…

La playa es nuestro lugar favorito en invierno, aunque vayamos con botas, abrigos, bufandas, guantes, etc. porque llevamos a Tito, nuestro bóxer, a que corra libremente y persiga flamingos. Nos encanta porque la playa es nuestra y tiene un encanto especial, un toque de abandono y nostalgia muy peculiar. No hay turistas y raros son los “locales” que se animan a merodear ahí en pleno invierno…

Y si no pues… igual que en todos lados, como todo mundo, uno se acomoda su rutina : se despierta, va a trabajar, regresa a casa, realiza tareas domésticas, el perro, el gato, el marido, la hija… y al otro día uno vuelve a empezar…

3 comentarios en “Sérignan”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .